Lightbox ¿Por qué un formato analógico triunfa en el retail de la era digital?

  • ¿Qué es un lightbox y para qué sirve?
  • Ante el reto de atraer clientes, los lightbox son uno de los formatos de comunicación más rentable. ¿Por qué?
  • 4 usos o estrategias en las que los lightbox brillan con luz propia por su efectividad.

 

¿Qué son los lightbox o cajas de luz?

 

Los lightbox son un formato de comunicación visual que ha conquistado el retail en todos los sectores por su relación impacto/coste: se trata de un tipo de dispositivos que permiten retroiluminar con LEDs una lona o panel de PET impreso (el PET es un tipo de polietileno).

 El objetivo es conseguir que la cartelería o rotulación creen un espacio de alto impacto y atracción visual que además, ofrece infinitas posibilidades creativas.

       

       Técnicamente están compuestos por:

  • Un marco de aluminio.
  • Un entramado de puntos de luz (habitualmente LED) con diferentes formas y en diferentes cantidades en función del tamaño, el tipo de lona e impresión.
  • La propia lona o panel de polietileno que, unida a la calidad de impresión, determinan la calidad percibida.

 

¿Para qué sirven los lightbox y dónde se usan?

 

Los lightbox o cajas de luz, como todo elemento de comunicación visual, sirve para relacionarse con el consumidor, pero el hecho de que emitan luz les da una variedad de usos mucho mayor que un simple cartel impreso llamativo, de la misma forma que los rótulos con luz LED o de neón destacan sobre los que no están iluminados.

Nuestro experto en lightbox recomienda:

“Si tiene más luminosidad que el entorno, y está impreso a gran resolución, parecerá más real que el propio entorno porque aprecias mejor las texturas, cada pelo, brillo… Y esto ayudará a que el mensaje sea más creíble. Cuanto más grande y más luz tenga, dentro de unos límites razonables, mejor. Y a un coste muy económico por lo que el ROI/impacto será muy alto. El consumidor lo verá sin forzarse, porque la luz atrae”

Germán Marín. Responsable de sistemas eléctricos y de iluminación de HMY.

Al destacar especialmente sobre el entorno en el que se encuentran, en los espacios de venta se utilizan:

En escaparatismo

Su alto brillo, entre 800 y 2000 Cd/m2, contrarresta sin problemas el brillo del sol en el escaparate, logrando que nuestra tienda llame la atención en pleno día. Además, por la noche lo convierten en un gran reclamo publicitario. Es una forma muy sutil de atraer la atención de aquellos que en principio no estaban interesados.

 

Para destacar sobre la competencia en un entorno multimarca

En el caso de stands, pop-up stores o shop-in-shops. Estos son entornos especialmente saturados de impactos, opciones, elementos, productos… La luz que emite el lightbox consigue que el punto de venta capte la atención del consumidor por encima del resto de estímulos visuales. 

 

Como iluminación ambiente

La cantidad de luz que emiten, el doble que una bombilla doméstica cada uno de los puntos led, distribuida a lo largo de la superficie impresa puede ayudarnos como fondo de una exposición o decoración de techo.

Un ejemplo: lightbox en donde se imprime un cielo con nubes para generar una sensación de luz natural desde el techo, y es que el mensaje, que puede ser de naturaleza, sensación de aire libre y naturaleza por ejemplo en una zona de alimentación orgánica, o presentando una colección de verano; es mucho más directo con la imagen. Este mensaje llega al consumidor de una forma no explícita, y puede ser más creíble ya que llega a esa conclusión por sí solo, por señales.

 

Para delimitar secciones dentro de nuestro punto de venta

Muy útiles cuando tenemos múltiples secciones con una distribución que no varía visualmente.

Por ejemplo, una tienda multimarca de deportes: unas cajas de luz encabezan cada sección y sustituyen o complementan la rotulación más clásica de carteles. Los lightbox son de gran ayuda para el cliente, porque al centrar su atención inmediatamente sabrá por dónde debe moverse dentro de la superficie de exposición.

 

¿Son los lightbox sustitutos de las pantallas digitales?

 

Los lightbox o cajas de luz led no son sustitutivos de una pantalla. Simplemente responden a diferentes objetivos, necesidades, operativas y presupuestos.

¿Cuándo recomienda HMY usar este tipo de elementos frente a una pantalla digital?

  • El contenido no necesita (o no puede) ser dinámico.
  • La calidad y detalle de la impresión son más importantes que un contenido dinámico.
  • Existe una necesidad de comunicación de gran formato y bajo coste.
  • Se buscan elementos de ambientación sin saturar de mensajes al consumidor.

¿Pensando en renovar la comunicación visual de tus espacios de retail? ¡Hablemos! Link contacto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba