Yamaha: un concepto innovador con alcance global

Yamaha Madrid retail

El proyecto Yamaha

Yamaha tenía un objetivo claro: diseñar innovadores espacios de venta, manteniendo la coherencia del concepto y aplicando fielmente los elementos más representativos del concepto.

El reto era diseñar, fabricar e instalar hasta 3000 puntos de venta en Europa en 3 años y para conseguirlo era necesario dar respuesta al inminente rollout, rediseñando la mayoría del mobiliario para fabricarse de forma estandarizada, pero dando soluciones personalizadas a cada país.

 

Un concepto innovador en automoción

Yamaha pretende revolucionar la manera de presentar los productos transformando las tiendas según un innovador concepto que divide los espacios en tres bloques: Race, Feel y Move, agrupando los productos de la marca de acuerdo a la tipología de cada grupo de usuario.

Se trata de una apuesta altamente diferencial, ya que ninguna otra empresa de automoción organiza la exposición de forma parecida. El objetivo es exponer menos pero mejor, potenciando el cross selling entre vehículos, ropa y complementos adecuados a cada cliente.

Otra peculiaridad es la supresión de las tradicionales mesas comerciales para dar paso a una acogedora zona donde el cliente pueda interactuar mediante una pantalla táctil a configuraciones personalizadas, novedades y promociones.

Se consigue proyectar un ambiente atractivo mediante la incorporación de materiales naturales que, además de ser un guiño al origen japonés de la marca, aportan equilibrio y armonía al espacio.

 

Un partner con alcance global

Después de invertir dos años en la investigación y creación de este rompedor concepto, Yamaha necesitaba de un comprometido partner para la implementación de su nuevo modelo de tienda en Europa, donde hay más de 1.500 tiendas de motos (PTW) y otras tantas de náutica (MARINE).

Gracias a su red de más de 90 oficinas comerciales y a sus fábricas distribuidas en los cinco continentes, HMY combina alcance global con respuesta local, de manera que ofrece un servicio de calidad de forma rápida en todo el mundo, manteniendo una relación cercana con los clientes locales, adaptándose a las características de cada país y a los distintos perfiles de consumidores. En este contexto, HMY garantiza el suministro a cualquier parte del mundo de un mismo producto con iguales especificaciones técnicas, idénticos estándares de calidad y en los plazos y precios establecidos con el cliente.

HMY dispone de un equipo multidisciplinar dedicado a la marca y con alcance global, que está orientado a mejorar los procesos y dar soporte a los equipos locales para la implementación. La empresa dedica además un almacén especial para Yamaha en Francia.

HMY no sólo ofrece fabricar muebles, sino que identifica las necesidades del cliente, plantea soluciones y pone en marcha las acciones necesarias de la forma más rentable posible. Los puntos clave para mejorar la rentabilidad de un proyecto consisten en perfeccionar la producción, el packaging y la logística.

El resultado de este proyecto son 3.000 tiendas entre motos (Power To Wheels) y náutica (Marine), 6 Tiendas piloto – en Francia, España y Noruega – y soporte local en 22 países.

Descargar Case Study