¿Cómo ha evolucionado la comunicación visual en el Retail? De la fotografía a la digitalización

  • Cómo debemos entender la cartelería y cómo se relacionan impresión, retroiluminación y cartelería digital.
  • Cuándo optaremos por un formato u otro, y qué objetivos podemos alcanzar con cada uno de ellos.

 

En el principio fue el rótulo…

 

Una afirmación que no es el principio de una historia interminable, sino que pretende poner el foco sobre lo más importante de este artículo: para qué sirve la comunicación visual.

La respuesta es que la comunicación visual es la guía del cliente en un espacio, en la tienda; y al contrario de lo que se ve en numerosos ejemplos, no se trata únicamente de anunciar promociones y descuentos. La comunicación visual es una parte importante de  la relación con los clientes del retail.

Esta necesidad de relacionarse con el consumidor en la tienda, es la que ha marcado la evolución de la comunicación visual tanto en los materiales como en las plataformas. Así hoy llegamos hasta los ejemplos de cartelería digital y pantallas LED comerciales que podemos ver en los puntos de venta pero, ¿tienen cabida formatos “antiguos” en el Retail actual, o es necesario actualizarse para estar al día?

 

El rótulo iconográfico

 

La relación de los comercios con los clientes no empezó por rótulos escritos. La alfabetización de la población no era la norma cuando empezó el comercio, así que, ¿cómo se identificaba una herrería? Colgando una herradura en la entrada del negocio, y a ser posible grande, para que fuera visible desde lejos.

Algo que, nuevamente, explica la evolución de la comunicación visual y el camino que ha seguido desde entonces: crear imágenes cada vez más llamativas para el consumidor.

 

De los materiales al uso de rotulación con luz

 

Bajo la premisa de crecer en espectacularidad, la comunicación visual desarrolló formatos cada vez más elaborados. A mayor calidad de materiales y técnica (ornamentación, grabados, maderas, metales, construcciones mecánicas…), mayor era el prestigio del comercio. Su objetivo: atraer clientes con la promesa de novedad y calidad.

Esas decisiones imperan en el diseño de la comunicación visual hoy. Existen grandes especialistas,  departamentos enteros dedicados al merchandising para retail, en los diversos formatos que se utilizan para llamar la atención del consumidor, en las elecciones de materiales en función del mensaje que se quiera transmitir, etc.

«Variables que en HMY se trabajan desde el departamento de Consultoría y Diseño, en asociación con Estudios Durero, ayudando y guiando a los clientes en el diseño de la comunicación visual, la elección de materiales y la producción e instalación de los mismos».

Ángel Manrique, Responsable del área de Comunicación Visual de HMY.

Pero los límites de cuán espectacular puede ser un cartel, reclamo o imagen por sí solos se encuentran en la estaticidad y su dependencia de la luz externa.

 

La rotulación LED y los lightbox

 

Al tratar de romper límites, se empezó por la luminosidad, así nacieron los rótulos con luz LED o de neón para aumentar la visibilidad sobre la cartelería, así como los ya ampliamente conocidos lightbox.

Formatos que aumentan la espectacularidad de las imágenes o rótulos, emitiendo más luz para captar la atención del consumidor con independencia de la luz ambiental.

Dos conceptos básicos que conviene tener especialmente claros para entender cómo y cuándo utilizar mejor estos formatos:

  • En escaparates, para contrarrestar la luz diurna o en ciudades donde la legislación afecta a la instalación de pantallas de cara a la vía pública.
  • En interiores como cabeceras de sección (llamada de atención al consumidor) y para delimitar áreas o puntos concretos.

 

La cartelería digital, ¿por qué, cuándo y cómo?

 

La cartelería digital nació para cubrir una necesidad de espectacularidad que la comunicación visual –lightbox incluidos- no podían cubrir: imágenes en movimiento, entornos cambiantes, acción.

Pero, ¿el dinamismo significa que sea siempre “mejor”?

Aunque en este artículo se explican las claves para una correcta estrategia de cartelería digital en retail, es importante entender cuándo y cómo integrar cartelería digital en punto de venta para que sea una inversión rentable.

Con este objetivo se crea esta check list:

  1. ¿Con qué frecuencia se va a cambiar el contenido? La creación audiovisual conlleva un gasto superior al de la imagen (aunque hay fórmulas para abaratarlo).
  2. ¿Se dispone de contenido EN VÍDEO con suficiente frecuencia como para que no se quede desactualizado?
  3. ¿Existe un sistema de gestión de contenidos para pantallas comerciales, o existe una dependencia de un USB controlado por dependientes?
  4. ¿En qué zona queremos instalarla? ¿Va a canibalizar otras secciones o productos a su alrededor o pasará desapercibido porque existen demasiados impactos visuales cerca?
  5. Y, sobre todo, ¿Qué valor aporta al consumidor? Porque como se explica al principio del artículo, el objetivo de la cartelería digital en el punto de venta no es un bombardeo constante de promociones, sino establecer una relación con el consumidor.

¿Tienes un proyecto de digitalización de tus espacios de venta entre manos? ¡Seguro que podemos ayudarte! Link contacto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba