Travel retail: un canal clave para las marcas de lujo

El aumento del tráfico aeroportuario en los últimos años ha permitido que el travel retail haya crecido considerablemente. Son muchas las marcas que han identificado la oportunidad que ofrecen las superficies comerciales en los aeropuertos para ampliar su alcance y llegar a un público mucho más amplio y, entre éstas, destacan especialmente las marcas de lujo.

Lo lógico, a priori, sería pensar que, si una de las causas del aumento del tráfico de pasajeros ha sido la proliferación de las compañías de low cost, las firmas de lujo no serían las más demandadas por este tipo de consumidores. Pero la realidad muestra otra cosa.

El gran número de pasajeros que pasan por los aeropuertos cada día, unido al crecimiento de la economía a nivel mundial en los últimos años, ha favorecido a los resultados de todas las marcas que cuentan con el travel retail como uno de los canales de venta.[/vc_column_text][vc_single_image image=»6566″ img_size=»full» alignment=»center» el_class=»s-padding-bottom»][vc_column_text el_class=»s-padding-bottom font-size-20″]

¿Por qué son los aeropuertos tan atractivos para las firmas de lujo?

Las superficies comerciales de los aeropuertos tienen unas peculiaridades que resultan especialmente interesantes para las firmas de lujo en retail, sobre todo tras los cambios que han experimentado en los últimos años, favoreciendo su exposición al público consumidor.

Para empezar, son espacios abiertos y amplios, lo cual atrae a un mayor número de gente en comparación a los centros comerciales tradicionales o las tiendas ubicadas en las calles de los núcleos urbanos.

No solo los consumidores habituales de marcas de lujo acceden a estos puntos de venta en los aeropuertos, sino que también otro tipo de público, que tradicionalmente no acude a ellos, las ve como accesibles para recorrer y conocer. Es este punto el que favorece a sus resultados, ya que está demostrado que, cuanto mayor sea el tiempo en el que los consumidores pasan en las superficies comerciales, más posibilidades hay de que realicen compras, y los nuevos consumidores siempre muestran más interés y curiosidad por descubrir nuevos productos. La compra de productos de lujo, además, está justificada por el descuento en tasas que ofrecen algunos trayectos internacionales, y, sobre todo, por estar viviendo un momento propenso a la experiencia y al gasto.

La importancia de la hora dorada­ en los aeropuertos

Llegados a este punto, hay que entender que hay algo en el travel retail con lo que no cuentan otros canales de venta al por menor: la llamada hora dorada. Este lapso de tiempo ­–que realmente no tiene por qué ser solo de una hora, sino que puede ser de bastante más– define al periodo que transcurre desde que los pasajeros pasan por los controles de seguridad hasta que embarcan en el avión para su destino.

La mayoría de los pasajeros dedican este tiempo a visitar las tiendas que hay en esos espacios de las terminales y, sobre todo los que están disfrutando de viajes de ocio y vacaciones, se muestran mucho más proclives a realizar compras en ellas.

Además, para responder a una mayor afluencia de viajeros, los aeropuertos se han adaptado y han facilitado a las marcas unas superficies de compra mucho más amplias y modernas, con las que atraer y retener a un mayor número de consumidores.

Muestra de ello son las zonas comerciales de los aeropuertos con mayor tráfico del mundo. Algunos de ellos, como Heathrow, John Fitzgerald Kennedy o Changi, no tienen nada que envidiar a las calles comerciales más famosas del mundo, como Bond Street, en Londres, o la Quinta Avenida neoyorquina, con establecimientos de las más exclusivas marcas de moda o belleza que, a su vez, se muestran de un modo mucho más accesible a todo tipo de consumidores, tanto los habituales, como los esporádicos.

Las cifras también apoyan esta teoría. El número de viajeros que se mueve anualmente entre aeropuertos supera los mil millones de personas, y esto supone un 15% de la población mundial, con unas cifras económicas que superan los 60 mil millones de dólares para las marcas solo procedentes del travel retail.

Las previsiones, como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, siguen siendo muy positivas en lo que se refiere a este canal de ventas al por menor y, por este motivo, las marcas seguirán innovando e invirtiendo en conseguir un mayor público y una mejora continua de sus resultados.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba