Los millennials y su relación con la tecnología en el sector retail

El éxito del sector retail a medio y largo plazo pasa ineludiblemente por su adaptación a las demandas de los consumidores. Pero, con el paso de los años y la llegada de las nuevas generaciones, estas demandas van cambiando, ya que los consumidores más jóvenes se han criado en un mundo muy distinto, más tecnológico e inmediato.

Entre éstos, sin duda hay que prestar mucha atención a los millennials, esa generación nacida entre principios de los años ochenta y finales de los noventa, que ahora tanta relevancia tiene en las tendencias de consumo.

Conquistar a los millennials es un reto que supondrá grandes dosis de imaginación e inversión, pero que puede ayudar a muchas empresas a consolidarse en un mundo tan competitivo como el del retail.

¿Por qué son importantes los millennials para el sector retail?

La generación del milenio, que ha crecido en un mundo cada vez más tecnológico, lleva ya unos años con amplia presencia e influencia en el mercado laboral. Algo que irá a más en los próximos años, ya que los más jóvenes aún no se han incorporado. Pero, para hacer una estimación realista de su fuerza en términos de consumo, se calcula que supondrán el 75% de la fuerza laboral en la próxima década.

Aunque todavía no hayamos llegado a esa cifra tan dominante, su poder adquisitivo es cada vez mayor y son gente acostumbrada a consumir de un modo particular. Por lo tanto, saber qué es lo que necesitan y cómo lo necesitan es imprescindible para triunfar.

Los millennials, a diferencia de las generaciones anteriores, están habituados a moverse por distintos canales, tanto online como offline, y la información que reciben y con la que trabajan sus deseos de consumo viene de fuentes mucho más variadas.

¿Qué se puede hacer para fidelizar a los millennials?

Conociendo las peculiaridades de esta generación de consumidores tan predominante actualmente se pueden adoptar diversas estrategias que favorezcan su atracción hacia los espacios de compra.

El uso continuado que hacen de la tecnología permite a las empresas de retail formar un vínculo más completo con ellos. Esto es, pueden utilizar los canales online para informar o publicitar y, consecuentemente, crear deseo y motivar compras. Pero también les puede servir para recabar información sobre hábitos de consumo, estilo de vida, etc. que, a posteriori, ayude a ofrecer un servicio más personalizado y una experiencia de compra plena.

Los millennials también se caracterizan por la inmediatez con la que suelen actuar. Es decir, están acostumbrados a moverse de un modo más impulsivo que los compradores de mayor edad y, por supuesto, a obtener el producto de sus compras en un espacio de tiempo muy breve.

La integración de los distintos canales de venta es clave para satisfacer estos hábitos de una generación que, acostumbrada a compras accesibles y rápidas, se puede antojar exigente e impaciente si la experiencia de compra no resulta completamente satisfactoria.

Pero, como hemos dicho, la tecnología forma parte de sus vidas desde que nacieron y, por ello, no solo no les extraña la presencia de este tipo de elementos en las tiendas, sino que les resulta positiva. La conectividad en la misma tienda, que ya se hace en muchos establecimientos a través de identificadores de radiofrecuencia o del llamado internet de las cosas, no solo es algo que les atrae a los puntos de venta, sino que acerca a las marcas a ese modo de ver la vida que tienen.

En otro sentido, la implantación de nuevos procesos, también ayudados por la tecnología, ayudará a las empresas de retail a servir de un mejor modo. Enlazando con la demanda de inmediatez de los millennials, son muchas empresas las que ya han invertido en automatizar procesos de almacenamiento, embalaje o distribución, creando procesos más eficientes y rápidos para satisfacer a los compradores más modernos.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba