¿Para todos igual? No, gracias: La creación de espacios personalizados en el sector retail

Imagina que un negocio no dispusiera de la suficiente homogeneidad en cada uno de los elementos que componen el espacio de venta. ¿Qué sensación estaría produciendo en el consumidor?

Probablemente una no muy buena. Generaría en él una sensación de desorden, de caos, a la que no creemos que ninguna marca quiera asociarse.

Ahora bien, pongamos el caso opuesto.

Ahora imagina una tienda en la que cada una de las piezas que la componen tienen un sentido propio y están en perfecta armonía con el resto de objetos de la tienda, así como el mantenimiento de una línea estética con los productos.

Mucho mejor, ¿verdad?

Ahora apliquemos esta idea al sector de la alimentación. En este sector retail, tal y como hemos ido viendo en otros artículos, a través de todos los elementos que conforman una tienda se busca generar una sensación en los consumidores de cercanía y de vuelta a lo tradicional.

¿Cómo?

Atendiendo y dedicando tiempo a los clientes en espacio adaptados a ellos, cuidando la forma de presentar el producto en el mobiliario, consiguiendo un aire cercano en todas las interacciones que los consumidores hagan en él. Veamos algunos de los casos que hemos desarrollado para diferentes marcas a nivel mundial.

Vivanda

Vivanda es una cadena de supermercados premium ubicada en Perú, especializada principalmente en productos de alimentación, de salud y belleza. En cuanto a su tamaño, cada supermercado Vivanda dispone de una superficie de alrededor de 2.000 metros cuadrados y es una de las marcas más importantes de supermercados en Perú.

Lo que HMY desarrolló en este proyecto junto con Vivanda fue generar experiencias de compra para sus consumidores. Esto trasladado a tienda supuso el dar un paso más allá y no quedarnos en la superficie con un simple lavado de cara, sino que se desarrolló un nuevo concepto de supermercado en el que resultara placentera la estancia de sus consumidores.

Ahora, puede que te preguntes: ¿Cómo?

Adaptando cada sección o zona al tipo de producto que se puede adquirir, es decir, creando el mejor de los entornos para los productos que allí se exponen, sin perder de vista la propia experiencia, es decir, haciendo que todo lo que se puede hacer dentro del supermercado sea más sencillo y fácil para los consumidores.

Por ejemplo, se mejoró el espacio de los pasillos atribuyendo un mayor espacio a cada una de las secciones del supermercado. Se realizó un cambio notable de la señalización en todas las áreas e incluso en las zonas refrigeradas donde la mercancía requiere una temperatura concreta como ocurre con el cava. Las estanterías se construyeron con una altura determinada siendo más bajos que de costumbre para facilitar el alcance al producto por parte de los consumidores.

Pero, qué mejor que veas por tus propios ojos en qué consistió el proyecto:

Como has podido observar, el estudio y conocimiento previo de cuáles son las características del mercado peruano, unido a las necesidades y al reto que tenía Vivanda por delante fue clave para la posterior adaptación, diseño e implantación de cada uno de los productos desarrollados para este espacio de alimentación.

Continente

Continente, grupo de supermercados pertenecientes a la compañía SONAE, es en la actualidad una de las principales cadenas de hipermercados que tiene toda su actividad en Portugal. El reto para HMY, en este caso, fue la transformación del concepto tradicional de hipermercado en un modelo de tienda del futuro dentro del sector retail.

Pero claro, ¿qué entendemos por tienda tradicional?

El concepto tradicional de supermercado es de sobras conocido, es decir, es aquel espacio en el que los consumidores pueden adquirir los productos y en el que estos mismos se encuentran de forma ordenada en un espacio luminoso (en ocasiones frío, incluso).

¿Qué cambia entre esta idea y la tienda del futuro?

Pues bien, he aquí la diferencia: Una tienda del futuro está basada y hecha a medida de la experiencia que los compradores van a tener dentro de ella. Es decir, consiste en la creación de espacios agradables, mejor ordenados y optimizados que un supermercado tradicional, teniendo como eje transversal a todo el proyecto la experiencia del cliente. No solo esto, sino que, en esta tienda del futuro, se ha integrado perfectamente la tecnología con el objetivo de conectar de una forma mucho más eficaz con los usuarios, de tal manera que la comunicación con los mismos se vuelve mucho más directa.

De esta forma, se da la oportunidad al cliente de interactuar y realizar actividades dentro del supermercado que hagan que vea con otros ojos el (hasta ahora) simple hecho de comprar.

Con ello, conseguimos que se sienta a gusto en las librerías, sentándose y disfrutando de los libros, puede hacer consultas, o, por ejemplo, dar un paseo por la fábrica de juguetes en la que los niños podrán jugar, leer y disfrutar de un ambiente tranquilo. Así como la creación de zonas de descanso en las que tomar un café. Es decir, un espacio adaptado para que las familias puedan disfrutar de una experiencia diferente.

¿Quieres ver en qué consistió? En ese caso, atento a este vídeo.

El proceso es el quid de la cuestión

En HMY sabemos que las necesidades de cada cliente son diferentes, por ello, creemos en la personalización de cada proyecto consiguiendo de esta manera el desarrollo de propuestas y productos originales y únicos en el sector del retail.

Desde esta idea hemos desarrollado un método de trabajo que nos permita conseguir los objetivos propuestos por cada cliente y proyecto de la forma más eficaz posible. Dentro de cada uno de ellos dividimos, por norma general, el proceso de desarrollo de proyectos en las siguientes fases:

  1. Investigación y conceptualización: Analizamos el entorno y conceptualizamos el espacio sobre la base de la percepción de los consumidores. Nuestro objetivo es darle un punto de diferenciación bien definido y una clara ventaja competitiva, mejorando al mismo tiempo todas las métricas de rendimiento.
  2. Diseño e ingeniería: Diseñamos su espacio y servicios, definimos su mobiliario y productos de acuerdo con los conceptos de innovación en retail, previamente acordados, que creamos para usted.
  3. Compras globales: Gestionamos la cadena de suministro y la adquisición de bienes para aportar soluciones de ingeniería de valor que sean rentables y disponibles a tiempo.
  4. Gestión Global de Proyectos: Gestionamos todas las fases y operaciones de su proyecto a través de nuestros equipos multidisciplinares globales y locales, que trabajan bajo la supervisión de nuestros expertos Project Managers Internacionales.
  5. Dirección de Obra Global: Implementamos para usted proyectos llave en mano, gestionando y coordinando las tareas administrativas, arquitectónicas, electromecánicas y de construcción.

Ahora tan solo falta que te pongas manos a la obra y comiences a pensar en cómo mejorar tu negocio centrándote en sus necesidades sin perder nunca de vista la experiencia que tus clientes van a tener dentro de tu supermercado.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba