El consumidor del futuro en retail

La innovación es un aspecto clave para conseguir una sostenibilidad plena en el negocio del retail. Pero, además de esto, es importante reconocer que también hay que estar muy atentos a las tendencias del mercado y, sobre todo, a cómo van a evolucionar las demandas de los consumidores, que son los actores determinantes a la hora de configurar los espacios comerciales.

¿Cuáles son los hábitos de compra del consumidor moderno?

El consumidor moderno y futuro, en contraposición del más tradicional, posee unos hábitos de compra diferentes y adaptados a los tiempos que corren y medios de que dispone.

Como destaca el director de la Business Unit West de HMY, Philippe Berthaud, para tener éxito en términos de retail, se deben identificar estos hábitos, a partir de los cuales hay que trabajar para ofrecer lo que piden y, a la vez, anticiparse a lo que demandarán en un futuro.

· Utilizan distintos canales

Los compradores actuales ya no solo se informan y adquieren en las tiendas tradicionales. Desde hace años, y en una tendencia creciente, combinan sus compras en tiendas online y establecimientos físicos. También utilizan diversos canales para informarse sobre ofertas y novedades, descargándose los catálogos en dispositivos o apuntándose a listas de correo electrónico, con lo que así pueden anticipar sus decisiones y deseos de compra.

· Buscan más recomendaciones

Las páginas webs, plataformas y redes sociales han supuesto un boom en lo que se refiere a opinar y recomendar sobre productos, servicios y establecimientos. Los compradores ahora acostumbran a informarse antes de acometer cualquier gasto y la tendencia online también ha llevado a buscar opiniones y sugerencias de personas cercanas, como familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

· Se enfocan en un estilo de vida más saludable

Los productos y servicios más demandados por los consumidores modernos están relacionados con estilos de vida saludables y sostenibles. Esto se debe a que los hábitos cotidianos también tienden a este sentido, y hace que, en el caso del sector alimentario, tomen cada vez más protagonismo los productos frescos y ecológicos.

· Requieren una atención y una experiencia mucho más personalizada

Los consumidores offline ya no se conforman con ir a una tienda para mirar, elegir y comprar. Ahora quieren, y cada vez más, que la experiencia en la tienda sea mucho más amplia, con alternativas que complementen al propio consumo y que vayan de la mano de una atención mucho más personal y cercana.

¿Cómo pueden las marcas aprovechar estas tendencias?

Viendo cómo se comportan los compradores, y aceptando que la tendencia va a ir en aumento, las marcas pueden atender a estas demandas para anticiparse a los deseos de los usuarios y también para prever cómo pueden ser las demandas futuras.

En un primer punto, la integración de los distintos canales de venta se puede aprovechar para recabar información sobre los consumidores y su estilo de compras. Con estos datos, las acciones comunicativas y promocionales pueden resultar mucho más efectivas y, del mismo modo, pueden verse beneficiadas otras acciones realizadas en tiendas. También el personal de los establecimientos puede utilizar parte de esta información para enfocar su atención y sus sugerencias.

Como se ve, de la omnicanalidad se pueden obtener grandes resultados tanto para las ventas como a la hora de ofrecer una experiencia mucho más satisfactoria para el consumidor.

En cuanto a la tendencia de los consumidores hacia estilos de vida más saludables y la mayor demanda de productos frescos, es algo que vendrá muy bien a los retailers, ya que apenas tienen competencia en el online en este sentido. Este tipo de productos cada vez ganan más protagonismo en los espacios de venta y los expositores también van evolucionando para fomentar su venta y favorecer su conservación.

Todo esto se complementa con una mayor presencia de la tecnología en las superficies comerciales, en donde cada vez hay más dispositivos digitales que puedan realizar acciones publicitarias o informativas y, a la vez, conectar con los propios dispositivos de los compradores para ofrecer una experiencia de compra mucho más personalizada.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba