¿Cómo potenciar la relación con el consumidor a través de los lineales de Salud y Belleza?

Poner en valor la experiencia de compra en los puntos de venta en un contexto donde la compra online cobra cada vez mayor relevancia se está convirtiendo en uno de los principales retos de marcas y distribuidores. Desde hace ya algunos años, la entrada de nuevos perfiles de consumidor, desde los Millennials hasta la Generación Z, en mercados donde conviven con compradores más tradicionales, ha impulsado la apuesta del retail por nuevas formas de venta que logren conectar con todo tipo de públicos.

En el caso del sector de Salud y Belleza, la experiencia de compra física se revela fundamental en la toma de decisiones, ya que estamos hablando de productos especialmente pensados para agradar a los sentidos. El olfato, la vista y el tacto son precisamente los atributos que guían la decisión de compra.

Ante esta situación en la que las características intrínsecas del producto ya suponen una ventaja en sí misma, ¿cómo podemos convertir nuestros lineales de Salud y Belleza en un elemento diferenciador más allá del propio producto?

Hacia una mayor personalización

Health & Beauty, en concreto los segmentos de perfumería y cosmética, son uno de los sectores donde existe una mayor segmentación y conocimiento de los diferentes públicos objetivos. Un aspecto que favorece una comunicación muy personalizada por parte de las marcas.

Ahora bien, ¿por qué no trasladar esa importante personalización a los puntos de venta? No sólo estamos hablando de personalizar la experiencia de compra, algo que los consumidores demandan cada vez más; sino de conseguir personalizar los propios lineales de venta a través de una mayor agilidad y adaptabilidad.

En este sentido, la tecnología y la innovación en retail van a jugar un papel fundamental en el camino hacia esa personalización. Lograr adaptar la experiencia de compra y el punto de venta a cada consumidor como puede hacer un marketer online gracias al dinamismo que aporta la web va ser la clave del éxito.

Identificar el perfil del comprador en tiempo real a través de la tecnología y ofrecerle soluciones y productos a medida en función del target al que pertenece, sin duda, va a ser una ventaja competitiva. Sobre todo, en un sector en el que ya existe un significativo trabajo de segmentación previo. Así, desarrollar un establecimiento en el que la personalización juegue un papel central requerirá de un estudio y rediseño del concepto de tienda más allá del lineal.

Implementar el visual merchandasing en soportes integradores de tecnología convierte a los puntos de venta del sector Salud y Belleza en digital stores sin perder el valor que aporta la tangibilidad de sus productos. Además, este tipo de soluciones permite a las marcas y distribuidores ser proactivos en la relación con el cliente más allá de su fuerza de ventas, aportando valor a la experiencia de compra en un proceso más controlado y alineado con la propia estrategia corporativa.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba