Brexit y Sector Minorista – Vencer la Crisis

No es un secreto que 2018 ha sido un año turbulento para el sector minorista hasta ahora. Las noticias de la pérdida de empleos, el colapso de Toys R Us, Maplin y Poundworld, y el cierre planificado de 31 tiendas House of Fraser han dominado los titulares, pintando una imagen de catástrofe y penumbra inducida por el Brexit.

Los efectos secundarios del Brexit, incluyendo la disminución de la confianza del consumidor, el crecimiento salarial forzado y la falta de claridad sobre las futuras relaciones comerciales del Reino Unido con la UE, están contribuyendo sin duda al clima de incertidumbre continuo en el sector y más allá. Estos factores, junto con las crecientes tasas de negocios y los costes operativos, están ejerciendo una mayor presión en la calle a medida que el gasto se ralentiza y los compradores se vuelven cada vez más impulsados ​​por los precios.

Aunque los minoristas sienten los efectos a corto plazo de la falta de gasto del consumidor, se proyecta que más de tres cuartas partes del impacto del Brexit afectará solo cinco sectores. Es probable que los servicios financieros, la industria automotriz, la agricultura, la alimentación y las bebidas, y los productos químicos y plásticos sean los más afectados, de acuerdo con un estudio publicado a principios de este año por la consultora Oliver Wyman y el bufete de abogados Clifford Chance.

Esta semana, la Cámara de Comercio Británica intensificó su presión sobre el Gobierno, publicando una lista de 23 preguntas que afirma que necesitan urgentemente respuestas a medida que se acerca la salida del Reino Unido de la UE. Esta lista incluye aclaraciones sobre IVA, aranceles, aduanas y reglamentaciones, y compañías de gran repercusión mediática como Airbus y BMW que amenazan con reconsiderar nuevas inversiones en el Reino Unido.

Desde una perspectiva minorista, no hay duda de que sería insensato subestimar las condiciones actuales del mercado y la incertidumbre que el Brexit ha impuesto al Reino Unido, pero también es importante considerar que hay factores más generales en juego que contribuyen a la inquietud, tanto en el Reino Unido como a nivel internacional.

Brexit tiene como contexto un entorno minorista que cambia drásticamente. El comercio electrónico desafía a las tiendas físicas y ejerce una presión creciente sobre los minoristas que deben seguir el ritmo del cambio y la innovación en el sector.

El papel de la calle ha cambiado, y las tiendas físicas deben encontrar una nueva manera de destacar como un destino en vez de un lugar para realizar transacciones. Un forma de conseguir esto podría ser centrándose más en la experiencia del cliente o proporcionando una mayor conexión entre el espacio online, con puntos de recolección en las tiendas físicas de los pedidos realizados online.

Los minoristas que ofrecen una verdadera experiencia omnicanal a través de sus tiendas físicas son los que más posibilidades tienen de prosperar una vez pasado los mayores impactos del Brexit. Utilizar el espacio para diferenciarse y sincronizar los mensajes en todos los canales será crucial para enfrentar esta crisis.

Siendo una compañía global con un equipo con experiencia en el Reino Unido, HMY está capacitada para ofrecer información sobre cómo los minoristas pueden abordar la incertidumbre que trae Brexit. Esto se puede conseguir con varias soluciones, como diseños conceptuales únicos, la última tecnología de venta minorista para adelantarse a la competencia o centrarse en la expansión global. Cualquiera que sea su problema, HMY puede ofrecerle una solución innovadora personalizada.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba