¿Qué es el retailtainment?

En los últimos años estamos viviendo una competencia feroz por la atención de los consumidores, que se está traduciendo en una mejora de la experiencia de compra en las tiendas físicas. Uno de los campos en los que se ha empezado a adentrar el sector del retail para conseguir este objetivo es el retailtainment, una combinación entre el retail y el entretenimiento (entertainment en inglés).

Punto de venta ¿o de entretenimiento y diversión?

Hacer compras es una forma de ocio y un entretenimiento para muchas personas, pero seamos sinceros, no siempre es una actividad que estemos deseando realizar. El retailtainment busca cambiar el concepto de punto de venta para llevarlo a un punto más lúdico de cómo se pueden llevar a cabo las transacciones en las tiendas.

Estos conceptos son especialmente útiles en centros comerciales, en los que la competencia para las tiendas físicas es incluso mayor y captar visitantes para el negocio es fundamental.

¿Qué objetivo tiene el retailtainment?

Como toda estrategia de marketing, el retailtainment busca vender y aumentar los ingresos de los negocios de retail, pero el retailtainment va más allá, y es que tiene otro objetivo muy claro: que el visitante disfrute de su experiencia en la tienda.

Algunos ejemplos de retailtainment llevamos viéndolos desde hace mucho tiempo. Las librerías, que además ofrecen servicio de cafetería, son un claro ejemplo de retail en el que se busca el disfrute del cliente.

Ideas y ejemplos de retailtainment

Uno de los fundamentos del retailtainment consiste en ofrecer a tus visitantes una experiencia que vaya más allá de ver productos y comprarlos. Recuerda que el objetivo es que cualquier persona pueda disfrutar de su experiencia en la tienda y para eso debemos ofrecerles más. En función de nuestro sector y la personalidad de nuestra marca podremos encajar mejor o peor algunas de estas ideas ¡o innovar con alguna nueva!

Retail y gastronomía

Son muchas las marcas que han recurrido a ofrecer algún tipo de comida en un acontecimiento especial del año o de la marca. Se trata de una idea que no encaja bien en cualquier tienda, pero que bien adaptada puede funcionar en muchos sectores. Ten en cuenta que los alimentos no tienen porqué afectar a nuestros productos, existen muchos tipos de comida que podrían encajar en tiendas de moda incluso, como el sushi.

Arte

En una época en la que muchas veces el arte parece depender más de la presentación y del concepto, mostrar nuestros productos como si de un museo se tratara puede aportar un aire diferente a nuestra tienda y sorprender a los visitantes.

Retailtainmentech

¿Son el retail, el entretenimiento y la tecnología compatibles? Por supuesto que sí, y prueba de ello es el uso de la realidad aumentada y la realidad virtual para ofrecer una experiencia diferente a nuestros visitantes capaz de sorprender a cualquiera. Las posibilidades de estas tecnologías son enormes y permiten captar totalmente la atención de las personas por unos minutos.

Escenarios para Instagram

Hoy día, a la gente le gusta compartir todo lo que hace a través de sus redes sociales, y si les ofrecemos un espacio bien diseñado en el que puedan hacerse una foto lo harán sin duda. Si además ofrecemos algo de atrezzo, seguro que aún disfrutarán más de la experiencia. Difusión en redes sociales sin una gran inversión, no parece mala idea ¿verdad?

Talleres

Los talleres son una forma fantástica de atraer público a nuestra tienda. El consumidor aprende algo de valor y, a la vez, nos conocen a nosotros y nuestros productos. Talleres de uso de estos productos, de maquillaje, cocina, robótica o cualquier tema que esté relacionado con nuestro sector nos permitirán atraer clientes a nuestra tienda, hacerles pasar un buen rato y posicionarnos como expertos.

Un Win-Win

El retailtainment se trata de una estrategia win-win para retailers y clientes que puede aportar mucho a las cuentas de nuestra tienda y su reputación en la zona. Estas estrategias pueden llevarse a cabo de forma continuada en el tiempo o en ocasiones especiales. A tu juicio queda decidir cómo quieres hacer disfrutar a tus clientes para que salgan de tu tienda no solamente con una bolsa, sino también con una sonrisa.

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba