9 tecnologías para transformar las tiendas de moda en espacios experienciales

  • La moda siempre ha sido uno de los sectores más transgresores y experimentales del retail.
  • Ahora, gracias a la madurez de la tecnología, está volviendo a transformar la experiencia de compra en tienda.

No es ninguna novedad que la tecnología lleva tiempo fantaseando con el Retail y viceversa. Una utopía reservada hasta hace poco para las flagships, únicos formatos que justificaban la espectacularidad – y coste – de los desarrollos a medida necesarios, ya que toda solución tecnológica que se instalaba era novedad.

Pero las nuevas tecnologías ya han madurado gracias a varios años de pruebas y a la evolución de los “one-shots” (proyectos únicos) que eclosionaron en las tiendas insignia. En otras palabras, la tecnología por fin se ha establecido en el sector, y eso0020significa escalabilidad y menores costes.

Sucede, además, que gran parte de ese desarrollo ha tenido lugar en el sector de la moda y las primeras marcas que invirtieron en phigitalizar sus tiendas están a punto de embarcarse en una nueva etapa: la transformación de la experiencia en los puntos de venta a través de esa tecnología que por fin es escalable.

 

Tecnologías que transformarán la experiencia del shopper en una tienda de moda

1. Cartelería digital

La primera en ser estandarizada. Sistemas que coordinan las pantallas de todos los puntos de venta de la marca o el distribuidor de forma telemática y centralizada.

2. Asistentes virtuales integrados

Los clientes buscan una atención personalizada y la tecnología puede ayudar mucho a ello, ya que mejorará esta atención al cliente.

A través de puntos interactivos desde los que el usuario puede hacer llegar su consulta o petición al staff, sin tener que buscarlo y reduciendo así los procesos y tiempos de atención para una experiencia 10 (y, además, más rentable).

3. Totems con catálogo digital

Probablemente la segunda pregunta más realizada al staff en tienda después de “¿tienen mi talla?” sea: “y, ¿en otras tiendas?”. Dos peticiones de valor relativo, sobre todo cuando podemos resolverlas a través de totems digitales (pantallas táctiles con escáner integradas) que dan acceso al catálogo online de la marca.

Y, de paso, podemos activar ofertas y momentos de cross-selling y up-selling con mucha más facilidad.

4. Click&Collect robotizados

La última milla en el Retail es uno de los próximos problemas a solucionar para muchas marcas y distribuidores. La entrega a domicilio es costosa, la entrega en tienda por parte del personal es tremendamente ineficiente y los lockers se saturan rápidamente.

¿Y si lo último no fuera así?

La robotización de los click & collect ha llegado para romper con las limitaciones de los lockers, transformándolos en almacenes automatizados, que cubríamos más ampliamente en este artículo.

5. Navegación virtual: “modo tienda”

Zara sí que ha roto moldes este año al activar por sorpresa el “modo tienda” de su app, conectando el stock de sus puntos de venta con los móviles de los usuarios en tiempo real y la posibilidad de reservar prendas disponibles para su recogida en 30 minutos.

Un proyecto piloto que se ha lanzado en menos de una treintena de tiendas (por ahora).

La aplicación, además, permite reservar el probador y localizar las prendas dentro de la tienda. Básicamente supone una lectura perfecta del customer journey dentro de la tienda al que han sumado una capa de digitalización para resolver todos los “pain points”.

6. Etiquetas digitales

Los etiqueteros de tinta electrónica han alcanzado por fin su forma definitiva – o casi, siempre hay margen para sorpresas – gracias a la integración en un mismo dispositivo del sistema de alarmado y la etiqueta del precio.

Un ahorro inmenso de tiempo para el personal, especialmente en época de rebajas, que además ayuda a suprimir la necesidad de imprimir cada etiqueta con chips RFID para facilitar el inventariado.

7. Maniquíes digitales

El visual merchandising será siempre un básico de la tienda, pero los maniquíes físicos ocupan su espacio, y no podemos poner tantos como conjuntos tenemos en la tienda pero, ¿y si pudiéramos crear murales de inspiración con los que el consumidor pueda interactuar y ver a tamaño real todos los looks que propone la marca con apenas unos gestos? ¿Y si pudiéramos sumarles cámaras de reconocimiento de género para añadir una capa de AI y personalizar así los looks?

8. Realidad virtual y aumentada

El shopping es un gran pasatiempo para gran parte de la población. Algo que va más allá de la compra y se vuelve puro entretenimiento para millones de personas. Y eso sigue siendo, además, terreno exclusivo del Retail.

Pero a falta de un sustitutivo digital, ¿no tiene todo el sentido hacerle un “aumento”?

Entretener al shopper aprovechando la app de la marca o el distribuidor y aumentar así el número de interacciones tanto en físico como en digital, o ofrecerle la prueba de productos para los que no encuentra talla o no hay stock en ese momento son alguna de las ventajas que la realidad aumentada y virtual pueden sumar al retail de la moda.

9. Analítica avanzada de la tienda

O Retail Analytics. Es, en esencia, hacer una lectura completa de todo lo que sucede en la tienda de moda y sus por-qués. La cantidad y calidad de los datos dependerá del sistema de sensores que instalemos y los dashboard que diseñemos. Desde perfilado y geolocalización de los usuarios que visitan nuestros puntos de venta a mapas de calor e interés del consumidor, hoy en día es posible medir prácticamente todo. “¿Por qué no lo hacemos?” es la única pregunta que resta.

Si quieres poner en marcha alguna de estas tecnologías para transformar la experiencia de tus clientes en tu negocio Retail de moda en una experiencia única, impactante y tecnológica, contacta con nosotros .

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Quieres conocer más?

Suscríbete a nuestra Newsletter

Ir arriba