Health & Beauty: Un sector en crecimiento en retail

El sector de Health & Beauty es uno de los que más están creciendo últimamente en retail. En unos tiempos en los que el comercio electrónico cada vez puja con más fuerza, es reseñable el progreso que están teniendo las tiendas especializadas en productos de salud y belleza, sobre todo en comparación con el resto de sectores, que o bien no crecen tanto, o bien han disminuido su capacidad.

Para entender este destacado crecimiento, hay que atender a una serie de factores que han influido en él. De este modo, intentaremos explicar el aumento de un sector que, hace tan solo unos años, no parecía tener tanta importancia en el mercado minorista.

Las causas que han motivado el crecimiento del sector Health & Beauty

Sin duda, una de las principales razones que explican su crecimiento es la innovación. En un mundo en el que la ciencia y la tecnología avanza a velocidades de vértigo, estancarse puede suponer el hundimiento económico y empresarial de un sector. Y esto es algo que el sector de la salud y belleza ha asimilado bien.

Pero no solo hablamos de los propios avances para crear y distribuir nuevos productos. Hablamos de la manera de mostrarlos y venderlos, una parte de su éxito en la que el retail más innovador también tiene su parte de responsabilidad.

Siguiendo esta tendencia, los principales grupos de cosmética y perfumería se han enfocado en la apertura de sus propias tiendas con el objetivo de facilitar y acelerar la incorporación de innovaciones y maximizar la experiencia de compra del consumidor, teniendo acceso directo a la correspondiente base de datos que esto genera, y así disminuir su dependencia de las perfumerías, tiendas departamentales y gestores de redes sociales para la obtención de datos sobre sus consumidores.

Las tiendas especializadas en este tipo de productos pueden presumir de una puesta en escena vanguardista, en la que cualquier elemento tiene su sentido e invita a entrar y a comprar. La innovación en este aspecto resulta esencial, ya que la competencia es muy dura, y muchos de estos establecimientos cuentan con tecnología puntera para hacer de sus espacios de compra un lugar mucho más atractivo y acogedor para el usuario.

Un ejemplo en el que HMY ha trabajado para ofrecer a los consumidores una experiencia de compras diferente es el caso de las perfumerías Clapés. Aquí, además de analizar las necesidades globales de la marca, se propuso la introducción de elementos digitales como las pantallas digitales que incluyen la sincronización de contenidos para una experiencia más completa en tienda. Estas pantallas aportan información para los clientes, además de proporcionar una imagen corporativa más unificada, tanto para la propia perfumería como para las marcas que allí se venden.

La innovación como respuesta a la demanda de los consumidores

Aunque la innovación se pueda considerar la clave para el crecimiento de este sector en retail, hay otros factores que han desencadenado esta tendencia.

El primero, que la salud y la belleza son cada vez más importantes para los consumidores. En los últimos años se ha visto una mayor concienciación sobre los aspectos relacionados con los estilos de vida sanos y los hábitos saludables. Y los productos de cuidado personal, estéticos y de salud resultan esenciales para esto.

Ante una mayor demanda de estos productos, las empresas han invertido más en I+D+i, y esta inversión se ha reflejado en todas las etapas, desde la producción a la distribución.

Pero también hay que tener en cuenta que, por las propias características de estos productos, mucha gente prefiere asesorarse y comprarlos en persona. El carácter de estos bienes se puede equiparar al de los productos frescos, sobre los que los usuarios no acaban de fiarse a la hora de comprar online, ya que pueden resultar más delicados en su manipulación y en su posterior consumo personal.

En el caso de los cosméticos, además, la compra física permite probar muchos de los productos de manera personal, con lo que los clientes se aseguran de adquirir algo que es exactamente lo que buscan, reduciendo los riesgos de insatisfacción que, comprando online, sí podrían tener.

Un ejemplo que se debe trasladar a otros sectores en retail

El caso de los productos de Health & Beauty es paradigmático a la hora de tratar el futuro del retail. Ante las dificultades por las que está pasando el mundo de la venta al por menor, hay que presentar soluciones que respondan a las demandas de los clientes finales. Y éstas han de ser soluciones innovadoras, que propongan cosas alejadas de lo tradicional y que, de paso, aporten algo diferente y distintivo al usuario.

Está claro que cada sector tiene sus propias peculiaridades, y el de la salud y belleza ha sabido aprovecharlas en favor del comercio minorista. Pero con trabajo y atendiendo a las demandas de los consumidores, este éxito también se puede trasladar a otros mercados.

HMY: innovation in retail