El futuro del diseño de tiendas de salud y belleza

Hay más personas comprando productos de belleza que nunca antes, y la mayoría lo sigue haciendo en la tienda, a diferencia de muchos otros sectores. Como una de las industrias del retail más competitivas que existen, es imperativo que el sector de la salud y la belleza siga siendo uno de los más avanzados en lo que respecta a la experiencia del usuario. En un mundo donde la imagen lo es todo, las marcas de belleza tienen la oportunidad única de crear una experiencia de compra entretenida y atractiva para alinearse con las expectativas cambiantes de los compradores y el entorno de compras cada vez más centrado en la tecnología.

 

Personalización

La personalización es la palabra de moda en los labios de todas las marcas y retailers en este momento. La típica tienda de salud y belleza está evolucionando, y para mantener y complementar la experiencia personalizada online, las marcas minoristas deben usar la captura de datos para proporcionar personalización, mejores interacciones y un proceso de compra offline más ágil . La tecnología inteligente está ayudando a lograr esto.

Si bien el crecimiento de la personalización se ha visto facilitado por los avances tecnológicos, un gran impulsor ha sido la recopilación y el uso de big data. Los retailers pueden aprovechar los datos recopilados en la tienda para comprender mejor las preferencias de los clientes y adaptar sus ofertas en consecuencia. Los avances digitales son clave para ayudar a los compradores a sentir que la configuración de las tiendas físicas está diseñada teniendo en cuenta sus necesidades específicas.

Por ejemplo, la marca de cuidado de la piel NUDE creó el Bar de Nutrición de la Piel en el salón de belleza Selfridges para ayudar a los clientes a comprender su tipo de piel y recomendar productos apropiados basados ​​en esto. Esto incluyó un cuestionario en una tablet montada en el mostrador, así como un mini facial, y se animó a los clientes a compartir sus resultados en las redes sociales con una foto y un hashtag. Finalmente, para aumentar la fidelidad del cliente, se les envió por correo electrónico su programa personal de cuidado de la piel, promoviendo un uso duradero y extendiendo la experiencia más allá de la tienda.

 

Realidad aumentada

Se vaticina que para 2020 hasta 100 millones de consumidores comprarán con RA. Entonces, ¿qué hace que valga la pena para las marcas de belleza? La tecnología única permite a los clientes entrar en la tienda y probarse el maquillaje virtualmente a través de aplicaciones, como Modiface, que ofrece a los compradores una solución rápida e higiénica de «probar antes de comprar» a través de una pantalla digital. Ahora que gran parte de la industria de la belleza está influenciada por vloggers conocedores de la tecnología y bloggers amantes de los filtros, la RA está ayudando a llevar la experiencia en la tienda a un nivel completamente nuevo, y en el que una nueva generación de clientes puede participar.

La marca de belleza global, Sephora, es una de las compañías más conocidas que adopta RA en sus tiendas. Sephora implementó una aplicación de «artista virtual» en 2016 y desde entonces se han probado más de 200 millones de tonos en la tienda. No se detiene allí, ya que una tecnología similar puede hacer todo, desde tutoriales de maquillaje paso a paso hasta productos de combinación de colores para consumidores individuales.

 

Redes sociales

Con más de mil millones de usuarios, Instagram se está convirtiendo rápidamente en un nuevo hogar para las marcas que buscan tener un impacto en las redes sociales, algo que es cada vez más importante en un mundo donde los consumidores exigen una experiencia de compra omnicanal. Es vital que los canales online y offline se complementen y añadan valor entre sí, ofreciendo una experiencia consistente y fluida, sin importar cómo quiera comprar el cliente.

Con la disminución de la distinción entre las experiencias de compra online y offline vale la pena invertir en tecnología para fusionar la experiencia en la tienda con el mundo social. Esto puede ser tan simple como integrar pantallas y tablets en la tienda, para que el contenido generado por el usuario pueda cobrar vida. Por ejemplo, las tablets se pueden colocar en mostradores de maquillaje, lo que permite a los clientes acceder a reseñas de productos, tutoriales y animar a los compradores a hacer fotos y compartirlas en sus propias redes sociales.

 

Compras frictionless

La necesidad de una experiencia de compra frictionless es posiblemente la más importante en el punto de venta. Los consumidores hoy en día son mucho menos pacientes: las colas y los largos tiempos de pago son inaceptables e incluso pueden provocar la pérdida de una venta.

Por lo tanto, los pagos contactless y los pagos móviles, que son más rápidos que las transacciones con tarjeta convencionales, benefician a los retailers de salud y belleza al reducir los tiempos de espera y aumentar la satisfacción del cliente y, en última instancia, los ingresos. No solo esto, sino que debido a la velocidad de las transacciones, es posible que se necesite menos personal en las cajas durante las horas punta.

En el futuro, para que el proceso de compra sea lo más fluido posible, los sensores que controlan sus compras pronto podrían estar presentes en tu tienda de salud y belleza favorita. Una aplicación de tu Smartphone hará un seguimiento de tus compras e incluso te dirá si has olvidado algo. No habrá necesidad de hacer cola o pagar físicamente en un cajero: cuando salga a través de una barrera, su cuenta se cargará automáticamente.

¿Te gustaría mejorar el diseño de tu tienda de salud y belleza? Ponte en contacto para averiguar cómo podemos ayudarte.