Biomonde, una respuesta a la tendencia bio

Hace ya varios años que las preferencias y hábitos de consumo están cambiando profundamente. En esa línea, una de las principales tendencias y que está teniendo una especial repercusión en el mercado francés, ha sido la apuesta del propio consumidor por cuidarse y comer de manera más saludable, siendo también más respetuoso con el medioambiente y exigiendo a las empresas este mismo requerimiento.

Como consecuencia de ello, cada día se consumen más productos orgánicos y se lucha contra el desperdicio, se opta por cocinar más frecuentemente, utilizar alimentos de temporada o reducir el uso de ciertos tipos de packaging menos sostenibles, entre otras muchas cosas.

Precisamente, para dar respuesta a dicha tendencia, Jean–Albert Bureau y Anne–Christine Poisson crearon la red Biomonde, que se inició con la apertura de una tienda orgánica de 120 m² en la ciudad de Cachan.

Un concepto global de tienda bio

La organización se enfrentaba así a un complejo reto, necesitaban crear un concepto de tienda acorde con los valores de la red, pero que permitiera a los retailers asociados respetar su propia identidad y preferencias. Es entonces cuando solicitan a HMY el desarrollo de este proyecto, con el objetivo de crear un concepto global de tienda acogedora, amable y orgánica, que respete la diversidad.

HMY, con más de 60 años de expertise en el mercado, está acostumbrado a buscar soluciones 360 y a medida para todos sus clientes. En este caso, comenzamos el proyecto poniendo en marcha una fase de investigación y análisis, que permitiera proponer una identidad única y fuerte. A esa necesidad respecto a la identidad, se unían otros requerimientos como contar con un diseño y mobiliario que permitiera exponer 3.000 referencias en los 120 m² de superficie de venta, mientras hacíamos que el espacio fuera cómodo para el consumidor.

Abordaje integral de un proyecto 360°  en tiempo récord

Para ello, el equipo de HMY propuso un concepto global que comprendía varias soluciones como un mueble específicamente diseñado para la exposición de frutas y verduras en poco espacio, que se adapta a la muestra de productos de temporada, permite esconder las cajas y muestra los precios a través de pequeñas pizarras. También trabajamos en una estantería específica, un mostrador trasero (donde destacar productos del día), una discreta pero colorida señalización que segmenta las diferentes zonas y una estudiada combinación de iluminación y uso de materiales.

A pesar de ser un reto complejo, pudimos realizarlo en apenas tres meses gracias a nuestra experiencia, capacidad de producción y el estrecho trabajo realizado de forma totalmente integrada por parte de todos los miembros del equipo. Además, de acuerdo con el enfoque de proyecto, desde HMY también hicimos posible que el concepto tenga un enfoque sostenible, ya que todo el mobiliario se realizó en nuestras fábricas francesas y se instaló localmente por nuestros propios equipos de montaje.

Desde su inauguración el concepto de tienda ha tenido una gran acogida y, sobre todo, ya se han recogido los primeros resultados medibles: el tráfico ha incrementado y los consumidores están siendo más leales.